Debemos saber que la letra de una canción comprende varios niveles, el significado de las palabras, su sonido, el juego con la melodía y el ritmo, con el ambiente que crea la música, y con la forma en que se interpreta.

Es así que una canción puede ser una poesía, una historia, un juego, una anécdota, gritos, palabras inventadas e incluso sin sentidos. El único límite a la hora de crear una buena canción esta en la creatividad.